Articles

Artisanally-dyed itajime shibori pieces

To honor our permanent interest in collaborating with artisans and local artists, we introduced a new limited edition of pieces, hand-dyed by textile artist Carola Varela using a traditional itajime shibori technique. Learn more about this collaborative work and a step-by-step process of how these pieces are made.

Trabajar a la par de artesanos y colaboradores, explorar procesos procurando destacar sus oficios y aunar distintas disciplinas para crear productos específicos y únicos, son modos de materializar una búsqueda permanente en SISA: la colaboración.

Esta vez celebramos nuestro noveno aniversario con un nuevo cruce: una edición de cinco productos teñidos artesanalmente, realizados en conjunto con la artista textil Carola Varela, quien está detrás de la marca CV Diseño.

Estas nuevas prendas fueron teñidas por Carola Varela usando la técnica tradicional itajime shibori.

En estas piezas la relación entre forma y teñido es protagonista: los cortes se calzan o descalzan con un dibujo de gran escala, usando intencionalmente la asimetría, y cada prenda es única.

Hechas de 100% algodón batista, un material natural, liviano y opaco, cuya reacción al teñido produce líneas definidas y permite lograr colores contrastados. 

 

¿Cómo se hace el teñido itajime shibori?

Shibori es el nombre japonés de una técnica tradicional de teñido por reserva en que se cubren por distintos medios (amarrar, anudar, envolver, prensar o coser) ciertas partes de una tela, para luego introducirla en un baño de teñido.

La técnica itajime shibori consiste en plegar y luego prensar la tela, en este caso usando una figura cuadrada. Durante el baño, las áreas cubiertas mantienen el color original y las partes expuestas absorben el pigmento. 

Para las prendas de esta colaboración usamos dos técnicas diferentes: teñido y desteñido.

El teñido artesanal es un proceso que requiere rigurosidad y dura alrededor de dos horas. Después de plegarse y prensarse a mano, el paño se sumerge a fuego medio en una olla, donde se ponen de a poco los pigmentos, preparados con una receta específica para cada color.

A pesar de plegarse y prensarse de la misma manera, cada pieza toma el color de una forma particular, por lo que puede haber variaciones entre ellas.

Es por esto que el resultado es siempre único.

Sobre el cruce colaborativo

Durante varios años, colaboramos con Carola Varela para hacer pañuelos teñidos. Esta vez decidimos volver a colaborar, en un trabajo específico donde el resultado naciera necesariamente del intercambio. Así, creamos esta edición limitada de prendas donde diseño y teñido se pensaron a la par.

El trabajo colaborativo consistió de varias etapas:

Lo primero fue definir el tipo de teñido. Nos interesaba lograr un dibujo de la mayor escala posible, y de colores contrastados. Probamos diferentes reservas shibori en distintas telas y finalmente optamos por el cuadrado de reserva usando la técnica itajime shibori.

Luego, el tipo de tela. Después de probar varios materiales, nos inclinamos por el algodón batista, porque es liviano y opaco, y su reacción al teñido produce líneas más definidas y tonos intensos. 

En cuanto a la elección del color, buscábamos que el diseño del teñido tuviera mayor protagonismo por sobre el color, y para eso escogimos tonos contrastados que hicieran notar bien el dibujo. 

Carola, quien es experta en teñidos artesanales, nos explicó el paso a paso, para así diseñar en función de lo que la técnica permite: tamaño del dibujo, máximo tamaño del paño, ancho de las líneas, etc. 

Con estos puntos de partida, comenzamos el diseño de las prendas jugando con muestras de tela que Carola tiñó para hacer pruebas.

Nos interesaba que el dibujo del teñido no se trabaje como un estampado rapport –es decir, un patrón repetido continuamente–, sino que el diseño estuviera pensado en función del teñido

Como las telas son teñidas paño a paño, esto permite dejar partes sin color en lugares estratégicos, lo que es inviable en un estampado industrial. Es aquí donde destaca la relación entre forma y teñido, y se evidencia que no es un estampado. 

Respecto a su función, queríamos lograr prendas versátiles y jugadas, cuya tela y forma permitieran usarlas en el día a día, pero también en ocasiones especiales. 

Una vez definido el diseño, hicimos los primeros prototipos. Y, finalmente, la corrección de prototipos con Carola, para definir las modificaciones en relación a las formas, la ubicación de los paños teñidos y las terminaciones.

Las prendas tienen ciertas terminaciones de los bajos en crudo, sin costuras, para abreviar el grado de intervención en ellas y mostrar las características propias del material. 

Revisa acá esta edición limitada de prendas teñidas artesanalmente y confeccionadas en Chile.

Fotos: Joaquín Vergara. Maquillaje: Yani Urbina. Modelo: Saray Mera

Keep reading